ENVÍO GRATUITO A TODA LA PENÍNSULA A PARTIR DE 20€

La importancia de la velocidad de reacción


Según García y Manso (1998), la velocidad de reacción es «el tiempo que se invierte en responder ante la manifestación de un estímulo».

Esta capacidad física básica permite a la persona actuar en el menor tiempo posible ante un estímulo. Esta cualidad es muy apreciada en los esports y te anticipo que cuando se es niño es un momento crítico para trabajarla.

El desarrollo de este tipo de velocidad depende de los siguientes factores: 

  • Edad
  • Sexo
  • Diferencias individuales
  • Entrenamiento
  • Inteligencia
  • Movimiento a realizar 

En respuesta a la pregunta de cómo trabajarla, la mejor manera posible es a través del juego. Esto se debe a que su desarrollo implica un gran esfuerzo a nivel cognitivo para el jugador.

A la hora de trabajar la velocidad de reacción, García (2009) señala que se pueden utilizar diferentes tipos de estímulos:

  • Sonoros: silbato, música, voz.
  • Táctiles: por toque.
  • Visuales: en función de una señal. 

Como novedad, muchos clubes de esports trabajan la velocidad de reacción con unos pulsadores con lo que se puede trabajar un sinfín de ejercicios: desde una app consultar cuanto tiempo tardas en pulsarlo desde que se ilumina, jugar contra otros jugadores, superar tu tiempo de pulsar, etc. 


Aunque existencia ejercicio más tradiciones, incluir las nuevas tecnologías para seguir mejoran también es una buena opción siempre que nos lo podamos permitir.

Autor:
Alejandro Guzmán Ríos.
    
Web: www.alexguzmanrios.com
Instagram: @alexguzmanesports
Twitter: @AlexGR94