ENVÍO GRATUITO A TODA LA PENÍNSULA A PARTIR DE 20€

Importancia del descanso en jugadores de esports


Seguimos aprendiendo sobre esports y viendo que tenemos en nuestra mano cartas que no sabíamos que podíamos jugar, en este post hablaremos de la importancia del descanso y de tener un sueño reparador.

Según la Asociación Americana del Sueño (NSF, 2000), se recomienda una duración de 7-9 horas al día en adultos y de más de 9 horas en deportistas adolescentes, pero además es importante la calidad y el timing de este.

¿Llama la atención verdad? ¿Descansan los jugadores profesionales de esports lo que deben? Pues seguramente, la respuesta sea que no. Lo más normal es ver a jugadores con horarios descontrolados, haciendo streaming de madrugada, despertándose a la hora de comer, etc.

Un buen descanso es parte fundamental de nuestro entrenamiento, y si lo realizamos correctamente nuestro rendimiento se verá favorecido.

¿Cómo nos afecta la falta de sueño?

Son muchos los problemas que nos puede acarrear no tener un buen descanso, pero el que más afecta a los jugadores de esports es el que afecta a las funciones cognitivas. 

La falta de sueño interfiere en las conexiones neuronales, haciendo que éstas se ralenticen o no funciones adecuadamente, afectando de manera directa a la cognición o funciones ejecutivas, provocando déficit en su funcionalidad.

Esto lo podemos observar cuando tenemos que desempeñar tareas complejas o que demanden una atención sostenida, como por ejemplo la conducción.

Según la doctora especializada en trastornos del sueño, Wei-Shin Lai, «Estar despierto durante 24 horas continuas equivale a estar legalmente borracho»

En definitiva, aunque aún hay mucha investigación por delante para obtener datos concluyentes, los estudios más recientes han puesto de relieve la importancia que tiene el sueño y la calidad de este en el desempeño de nuestras funciones cognitivas que más tarde se verá reflejado en un buen rendimiento es los esports.

¿Cómo podemos mejorar la calidad del sueño?

A la vista de lo observado a lo largo de este post, se hace evidente y primordial atender a la calidad y duración de nuestro sueño. Estos pequeños trucos, si los sigues con regularidad, ayudarán a mejorar tu calidad de sueño.

  • Practicar ejercicios de relajación, técnicas de respiración y de atención plena que han demostrado ser muy eficaces para conciliar el sueño y dormir mejor.
  • Aunque suene obvio, estar despiertos durante todo el día y dormir por la noche, independientemente del cansancio que se tenga.
  • Procurar mantener horarios regulares en la medida de lo posible. Evitar los fines de semana para “recuperar”.
  • Realizar ejercicio físico suave de manera regular durante el día (pasear, nadar o ir en bicicleta) durante al menos una hora, pero evitarlo 3 horas antes de irse a la cama, sobre todo si es intenso.
  • Evitar cenas copiosas o pesadas.
  • Evitar sustancias estimulantes (café, té, bebidas energizantes…) sobre todo a partir de las 17.00.
  • Si se es fumador o fumadora no hacerlo antes de acostarse. La nicotina libera adrenalina, y la adrenalina es una hormona junto con el cortisol nos mantiene en alerta.
  • Mantener una temperatura agradable (alrededor de 18 grados) reducir el ruido y mantener la iluminación en el mínimo.
  • No recurra a la auto medicación. El tomar medicamentos por su cuenta puede agravar el problema. Lo que puede ir bien a un insomne puede no ser adecuado para otro.
  • Evitar el uso de móviles, tabletas, ordenadores u otros dispositivos móviles en la cama ya que la luz que emiten confunden a nuestro cerebro dándole una información que hace que inhiba la secreción de melatonina (hormona del sueño) y siga segregando hormonas que nos hacen seguir en alerta.

¿Qué beneficios tiene un sueño reparador?

  • Disminuye la segregación de cortisol, hormona del estrés.
  • Mejora nuestro humor y estado de ánimo.
  • Regula las funciones metabólicas, como el procesamiento y el almacenaje de carbohidratos.
  • Promueve una correcta metabolización del azúcar, regulando los niveles de leptina y grelina, responsables de la sensación de hambre.
  • Estudios relacionan un sueño reparador con una tasa menor de enfermedades cardiovasculares, presión arterial alta y riesgo de infartos.
  • Es esencial para la consolidación de nuevos aprendizajes y los procesos cognitivos de memoria.

Creo que sobran razones para entender y darnos cuenta que un descanso adecuado y una buena calidad del sueño nos pueden ayudar positivamente en la búsqueda de nuestra mejora de nivel, por eso el entrenamiento invisible en los esports es un factor clave.

Cada vez son más las razones y los motivos por los que tenemos que ver los esports como algo más allá de jugar un videojuego y darnos cuenta que un equipo multidisciplinar y un cuidado de todos los detalles nos puede ayudar a mejorar nuestro rendimiento.

 

Autor:
Alejandro Guzmán Ríos.
    
Web: www.alexguzmanrios.com
Instagram: @alexguzmanesports
Twitter: @AlexGR94